T-64

El T-64 es un carro de combate diseñado en la Unión Soviética. Entró en servicio a finales de la década de los 60. Es el primero en ser construido con blindaje compuesto y cargador de munición automático, y es considerado el precursor de todos los carros de combate modernos de la Unión Soviética y sus descendientes como los T-80, T-84 incluso los T-72 y T-90. Hasta principios de los 80 el T-64 aun tenía unas prestaciones espectaculares, y en algunos casos superiores a sus contrapartes occidentales.

Este producto no está disponible porque no quedan existencias.

SKU: t-64 Categorías: , , , , ,

Descripción

A principios de los años 50 los soviéticos comenzaron a hacer el diseño de un nuevo tanque que reemplazaría a los pesados y obsoletos IS-3 y T-10; el proyecto se denominó Ob’yekt 430. Los primeros prototipos fueron probados en Kubinka en 1958, este diseño tenía ingeniosas innovaciones: un motor diésel súper compacto el 4TD, un sistema de transmisión de dos engranajes laterales a cada lado del motor y venía dotado de un potente cañón de 115 mm; estas ventajas significan mayor espacio interno y la posibilidad de dotarles de más armamento y protección. Posteriormente se instaló un nuevo sistema de carga automática de munición de tipo electro-hidráulico; esta innovación se ha equipado a todas las generaciones de tanques posteriores gracias a su fiabilidad y eficiencia; siendo incluso copiado e instalado en otros diseños como el Leclerc y el Tipo-90.

Finalmente este prototipo estuvo listo en septiembre de 1962 y su producción empezó en octubre de 1963 en la fábrica de Járkov. El 30 de diciembre de 1966 entró en servicio como el T-64.

Fue el carro de combate soviético más numeroso en las décadas de los 70 y 80, junto con el T-72. Se entregaron unas 13 000 unidades, la mayoría de ellas encuadradas en unidades basadas en la Es considerado un hito de los tanques soviéticos y occidentales por sus innovaciones (blindaje compuesto, cargador automático) y que se ven en sus descendientes (T-72A, T-80, T-84, T-90 y demás variantes). Se dijo que era muy superior a sus rivales de Occidente, el único carro de combate que le habría podido hacer frente en un hipotético caso de guerra entre el Pacto de Varsovia y la OTAN hubiera sido el Chieftain. Con la aparición del T-64B, incluyó tenía capacidad de lanzar misiles, que le daban la oportunidad de destruir cualquier blindado enemigo a distancias de 4.000 m, además de un telémetro láser. A principios de los 80, aparecen los nuevos M1 Abrams, Challenger 1 y Leopard 2, sin embargo, el T-64 aun tenía unas prestaciones espectaculares, y en algunos casos superiores a estos últimos

Información adicional

Dimensiones9900 × 3700 × 2200 mm
Escala

1/35

Base decorada

No, Si

También te recomendamos…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *