Panzer VI Tiger de Michael Wittmann en Villers-Bocage

Maquetas Hechas - Panzer VI Tiger de Michael Wittmann en Villers-Bocage

Pocos carros de combate como el Panzer VI Tiger han infundido tanto miedo en el enemigo. Si a eso le sumamos un comandante mítico como Michael Wittmann, en su batalla más conocida, Villers-Bocage, tenemos un diorama muy interesante.

Partimos del kit AFV Club 35079, al que le hemos incluido un kit de Tamiya de figuras para la tripulación del Tiger, y una casa para darle mayor realismo a la escena, ya que así contamos la historia de verdad.

Wittmann estaba en Holanda, cuando fue llamado a defender Villers-Bocage, por lo que tras un largo viaje en el que su Tiger quedó inutilizado por fallo mecánico, llegó al destino. Se dispusieron sobre una pequeña cota elevada a las afueras del pueblo en la cual había una granja, y ya a la mañana siguiente avanzaron al pueblo y sucedió la batalla como tal. Por lo tanto decidimos hacerlo en la cota, junto a la granja con toda la tripulación tranquila, antes de la batalla. El único problema era el numeral, ya que su Tiger estaba inutilizado, usó otro en esa batalla, el 213, pero a los 500m de comenzar tuvo un problema en la trasmisión y por lo tanto pasó a otro Tiger, el 212 o 232. Así que siendo fieles a la historia lo pusimos en el 213, el que debería estar una vez llegó a la granja.

El montaje la verdad es que es muy fácil ya que a penas tiene problemas de encaje o necesidad de emplear masilla. Como siempre Tamiya no defrauda en este sentido.

Para darle más realismo al tanque y hacerle alguna muestra de que ha estado en movimiento y no acaba de salir de fábrica, con un mechero calentamos algún faldón lateral para crearle impactos grandes, o simplemente deformaciones, y también calentamos las defensas de los tubos de escape para que parezca que ha sufrido un poco. El resultado siempre es muy bonito y le da una apariencia mucho más realista y rica visualmente.

Podéis ver todos estos pasos en el siguiente vídeo:

Una vez montado toca convertirlo en un tanque que parezca real. Como la mayoría de tanques alemanes en el frente occidental, tenían patrones de camuflaje tricolores. Esto le da mucho dinamismo visual, pero hacerlo bien para que quede más real es un poco más complejo. Una vez damos la base con el RAL 7028, pintamos los otros dos colores, el RAL 6003 y 8017. Tras tener todo el patrón hecho, le damos una capa fina de dunkelgelb otra vez para integrar los 3 colores mucho mejor y que no se note tanto el cambio de color. Esto junto a los whases en las zonas oscuras, conseguimos crear una integración de todos los colores muy buena.

Una vez hecho esto, es la hora de las calcas y los arañazos, así le vamos incluyendo detalles que lo hacen más rico visualmente.

En este caso no le dimos óleos, ya que teníamos el camuflaje muy integrado y si le dábamos más capas por encima corríamos el riesgo de que se notara muy poco.

Una vez acabada toda esta parte ya solo quedan los retoques finales como los tubos de escape o la ametralladora, y por último pegar todos los elementos adicionales como las cadenas en el chasis, las piezas de oruga y demás materiales que tiene por toda la superficie.

Aquí os dejamos el vídeo para que podáis verlo en detalle:

Una vez tenemos acabado el Tiger, empezamos con la base, y lo primero es hacer la casa, para así poder ver bien el tamaño de la base que vamos a necesitar.

Esta casa es una opción barata en una tienda china, y eso se nota mucho a la hora de cortar y encajar las piezas. En grandes rasgos está bien hecha y la madera cortada con láser muy bien, pero tiene zonas que no están tan bien cortadas, y otras que no encajan por milímetros, pero lo suficiente como para que luego tengas algún problema, por no hablar de las instrucciones que no son muy claras. Menos mal que después de montar infinidad de maquetas la experiencia es un gran grado positivo en este caso.

Una vez la montamos y pegamos todo con cola blanca, la pintamos, basándonos en los colores que tenían las granjas en Francia en el 44, y le damos también whases y óleos para hacerla más envejecida y que parezca de verdad que está en medio del campo de batalla.

Aquí tenéis el vídeo de todo el proceso:

Ahora ya sí para acabar nos toca hacer la base y los soldados.

Ya que el Tiger tiene suspensión articulada, decidimos hacerle un montículo junto al camino para que se pueda ver cómo la suspensión varía en ese punto. Por lo que empezamos a poner todos los elementos encima y ya tenemos más o menos el tamaño real de la base. Además decidimos poner una vaya de madera en el montículo, junto con musgo simulando arbustos, para que exista esa diferencia entre el camino de tierra y lo que sería un campo.

Para darle mayor realismo ponemos toda la hierva estática, excepto donde ha pasado las orugas del Tiger que la aplastaría por completo. Así queda una diferencia muy notable en esa parte.

Seguimos con el resto de detalles, como darle suciedad a los cristales de la granja para que parezca que tiene mucho polvo por desuso, la vaya rota y los arbustos aplastados por donde pasa el Tiger, y le incluimos un pájaro que teníamos de un kit por ahí.

Una integramos el edificio en la base, nos damos cuenta que le falta alfo, así que le ponemos un poco de musgo por algunas zonas para darle ese toque más abandonado, que han salido plantas por ciertas zonas.

Ya por último, pegamos el Tiger a la base, y ponemos a su tripulación encima de él.

Os dejamos el último vídeo para que podáis ver todo esto junto con el resultado final:

Recuerda, para no perderte ningún trabajo y estar al tanto de todo lo que hacemos, visita nuestras redes

O suscríbete a nuestra newsletter. Te prometemos que es 100% libre de SPAM y sin vender tus datos a terceros.

Deja un comentario