BMR 600

Maquetas Hechas - BMR 600 1:48

Esta vez os presentamos El Blindado Medio sobre Ruedas 600 (BMR 600). Es todo un honor para nosotros hacer esta maqueta ya que es un regalo para un militar español que sirvió dentro de uno de ellos en Bosnia. El kit es a escala 1/48 de Iberokit, número 4802.

Es de las pocas maquetas de resina que hemos montado. La gran ventaja de la resina es que da un nivel de detalle muy grande, pero a cambio, es más compleja de montar y las piezas se rompen fácilmente.

Como suele pasar con las piezas de resina, tienen  muchas rebabas, por lo que gastamos mucho tiempo en limpiarlas y lijarlas bien. El pegado también es diferente, lo hacemos con pegamento instantáneo, lo que es más rápido de secar, pero si cometes algún error es muy difícil de arreglar.

El montaje como tal de este kit es sencillo en su gran mayoría, aunque la parte de las ruedas tiene una dificultad mayor. En pocos pasos el kit ya estaba montado, aunque como siempre le intentamos incluir más detalles como agujerear la rendija del tubo de escape. Todo el proceso de montaje lo podéis ver en el siguiente vídeo:

Una vez montado, pasamos a la pintura. Como la mayoría de vehículos militares españoles, van pintados en un verde OTAN completamente. Así que para darle más variedad cromática, pintamos en blanco, antes de darle el verde, las partes que más sobresalen de los planos horizontales. DE este modo lo que conseguimos al darle una capa uniforme del verde OTAN, es que esas partes sean más blancas, lo que da la impresión que es donde más incide la luz. Además, tras darle esa capa de verde, le damos con pincel seco un verde más claro en todas las partes que sobresalen, lo que en conjunto da un mayor volumen visual y realismo.

Una vez acabada la primera parte de pintura, toca ir a los detalles, que en este caso son pocos. El tubo de escape es lo que más puede llamar la atención y por lo tanto en lo que incidimos un poco más, y cómo no, los arañazos por el uso en las escotillas y demás puntos de mucho contacto. Sin olvidarnos de las calcas, siempre antes de los lavados y óleos para que luego queden mejor integradas.

Ahora sí le toca el turno de los óleos, para unificar todos estos detalles bajo una misma capa de «pintura» que en verdad se asemeja más a la suciedad que puede tener el vehículo por el uso. Pero no en los detalles de la suciedad, si no en una capa común por todo el vehículo.

Por último, le añadimos pigmento de tierra y arena, para conseguir un realismo mayor y además una impresión no tan aburrida de la maqueta. Podéis ver todos estos detalles en el siguiente vídeo:

Tras acabar la maqueta, toca hacerle la base. No queríamos que fuera algo muy grande, por lo que la hicimos ligeramente mayor que el BMR, en la que pudiéramos integrar diferentes elementos pero tampoco hacerlo muy grande. Decidimos hacerla en una carretera en la que había un cráter, por lo que se vería una tubería que pasaba por abajo y un gran charco producido por la explosión. Y para ver la escala correctamente, el elemento vertical sería una farola en un cacho de acera.

Comenzando por el asfalto, lo mejor es usar corcho, ya que tiene una textura muy similar al asfalto y con unos pocos pasos de pintura simula perfectamente una carretera. Una vez hecho el agujero, toca hacerle los detalles de destrucción al rededor del cráter, ya que la explosión quebraría toda esa zona de asfalto. 

Una vez tenemos toda la estructura de la base montada, pintamos todo de negro, y simulamos el asfalto mediante pincel seco de gris medio y gris claro, haciendo pasadas en todas las direcciones y lo más erráticas posibles, para no crear ningún patrón visible.

Para hacer las tuberías, no hay nada mejor que reciclar objetos que ya no sirven. En este caso, un cacho de cable es perfecto, solo usaremos la cobertura de caucho exterior, sin el hilo de cobre de dentro, lo que simula casi a la perfección una tubería redonda a escala. Cortamos tres cachos, dos de los cuales irán incrustados en cada extremo del cráter, y el tercero en medio mirando hacia arriba, para simular que se ha incrustado en la parte inferior.

Una vez hechos los detalles del cráter, pasamos a pintarlo y darle pigmento de tierra para que parezca realmente que hay tierra debajo de la capa de asfalto. Una vez todo esto está seco, usamos resina con una gotita de pintura para simular agua sucia por toda la tierra que hay ahí.

Y por último ya solo nos queda pegar la farola para tener ese elemento vertical que nos ayuda a hacernos una idea mejor de las dimensiones de la maqueta. Podéis ver todos estos detalles en el siguiente y último vídeo.

Recuerda, para no perderte ningún trabajo y estar al tanto de todo lo que hacemos, visita nuestras redes

O suscríbete a nuestra newsletter. Te prometemos que es 100% libre de SPAM y sin vender tus datos a terceros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *